Defectos de nacimiento, asociados a factores genéticos y ambientales

Picture of Hola, Soy La Dra. Jackie López

Hola, Soy La Dra. Jackie López

Bienvenidos a Salud en Corto.

Categorías

El consumo de ácido fólico antes y durante el embarazo y no exponerse al humo de tabaco u otros contaminantes, así como no consumir ciertos fármacos que generan malformaciones, pueden evitar los defectos del tubo neural en el feto. El artículo Defectos al nacimiento: Defectos de tubo neural y craneofaciales, publicado en el Boletín Epidemiológico de la primera semana de 2024, precisa que las mujeres en edad fértil deben consumir 400 microgramas diarios de ácido fólico. Esto, para la prevención de defectos del cierre del tubo neural, según el documento emitido por la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud.

En tanto, las personas embarazadas y vivan con algún defecto del nacimiento, historia familiar o antecedente de hijas e hijos con defectos del tubo neural o que viven en las zonas geográficas de mayor incidencia de estas alteraciones deben tomar cuatro miligramos al día de dicha vitamina.

El ácido fólico puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento

El ácido fólico, también conocido como folato o vitamina B9, debe tomarse al menos durante tres meses antes del embarazo para prevenir hasta 70 por ciento los defectos congénitos del cerebro y la columna vertebral del feto.

El artículo detalla que la incidencia de defectos del tubo neural, craneofaciales y displasia de cadera fue de 144 casos por cada 100 mil recién personas nacidas vivas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que los metales pesados y contaminantes orgánicos son factores de riesgo ambientales que interfieren en el crecimiento y desarrollo intrauterino.

En tanto, el arsénico y el metilmercurio pueden producir defectos en el tubo neural y microcefalia, respectivamente.
Otras infecciones que se presentan en la madre y que pueden causar abortos espontáneos y daño severo en el feto como restricción del crecimiento intrauterino. Así como prematurez, malformaciones congénitas e infecciones en los primeros días del nacimiento, son: toxoplasmosis, sífilis, hepatitis B, rubéola, citomegalovirus, zika y herpes simple.  

Con información de boletín de la Secretaría de Salud (Ssa) del Gobierno de México

También lee:

Jirafa Benito llegó al Africam Safari de Puebla

Embutidos De Cotsco Y Sam’s Vinculados A Brote De Salmonella

Picture of Lora Helmin

Lora Helmin

Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inscríbete a nuestro Newsletter

Recibe notificaciones sobre nuevos artículos