salud en corto - nuevo etiquetado

Nuevo etiquetado

Seguramente ya has visto los nuevos sellos de advertencia que inundan los pasillos del súper en los productos industrializados

MSc. Sylvanna Gómez Gordillo

Estos sellos tienen como objetivo informar al consumidor sobre el contenido de grasas, azúcares, sodio y calorías en los productos que encontramos en el supermercado. Esta iniciativa nace debido a que, en los últimos años, los índices de obesidad, sobrepeso y diabetes han aumentado de manera muy alarmante en nuestro país. Y el etiquetado frontal que teníamos anteriormente, era difícil de entender para la población en general. Entonces, los sellos de advertencia ayudan a que sea un etiquetado muy visual para dar un mensaje rápido de advertencia al consumidor.


Son cinco sellos diferentes los que podemos encontrar en un empaque si el producto tiene exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y/o grasas saturadas; la cantidad de estos nutrimentos en los productos se limita con base en el Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Es importante destacar que este etiquetado sólo aplica para productos procesados, no aplica para alimentos naturales a los que no se les añade azúcar, sodio, etc. como frutas, frijoles (sólo si son enlatados o procesados), o maíz. 

También podrías encontrar dos leyendas precautorias, la primera para productos que contengan edulcorantes y la segunda para aquellos que contengan cafeína, para evitar que niñas y niños los consuman. El tema de los edulcorantes es muy importante, ya que puede ser un producto de sabor dulce que no tenga el sello de exceso de azúcares debido a que está lleno de edulcorantes y eso tampoco es saludable; ni para niños ni para adultos. 

Si bien, la intención es informar al consumidor, cuando no entendemos del todo en qué se basan estos sellos y toda la normativa, el resultado puede ser totalmente lo opuesto a lo que se busca. Es decir, puede haber más desinformación o incluso miedo a consumir ciertos alimentos, que tampoco se trata de eso.

salud en corto - sellos

Entonces, ¿cómo podemos utilizar este etiquetado a nuestro favor? Tenemos que ver más allá de los sellos, ¿qué dice la tabla nutrimental? Ojo, los sellos no son lo único nuevo; la tabla nutrimental también va a cambiar. Y es que antes, cada producto tenía su propio tamaño de la porción. Ahora, todos se van a medir por 100 g o 100 ml para facilitar la comparación entre productos. Por ejemplo, antes tú podías ver la etiqueta nutrimental de un cereal de caja, y ahí venía la porción (generalmente alrededor de 30 g), o en el caso de unas galletas, su tabla nutrimental podía indicar que el tamaño de porción eran 2 galletas o 3 galletas dependiendo el caso. Pero ahora vas a poder comparar el contenido nutricional en 100 g de cereal y 100g de galletas. 

 

Sin embargo, aunque la idea es advertir de manera sencilla y facilitar la comparación entre productos, podría también confundir al consumidor. ¿A qué me refiero? Pongamos como ejemplo un chocolate amargo. A primera vista, seguramente su empaque tendrá el sello de grasas o exceso de calorías, ya que el cacao por naturaleza es alto en grasas, pero esto no necesariamente es malo. El sello nos indica que en 100 g de producto vamos a tener un exceso de grasas, pero la clave está en, ¿cuánto vas a consumir de ese producto? Si tú eliges consumir 20 g de chocolate como postre, por ejemplo, no tendrás ese exceso de grasas o de calorías que indica el empaque, por lo que puedes consumirlo sin miedo dentro de una alimentación balanceada.

Y, ¿por qué los productos bajos en calorías y en carbohidratos también los etiquetan con “alto en calorías” como a las tostaditas de arroz inflado?

Porque superan las 275kcal en 100g, pero no significa que te estuvieran mintiendo al decir que son bajos en calorías o carbohidratos, sino que 100 gramos es una porción demasiado grande para evaluar este producto.

 

Algunos pros que yo le veo a este nuevo etiquetado, específicamente para los niños:

  1. Al ser porciones estandarizadas, las empresas no pueden utilizar la estrategia que utilizaron en el pasado de hacer “mini empaques” para poder vender en las escuelas. Ahora, estos mini empaques también tendrán sellos. 
  2. Los elementos persuasivos serán eliminados de los productos que tengan sellos. Esto me parece una buena estrategia porque muchas veces los productos dirigidos a niños utilizan estrategias publicitarias como personajes o dibujos animados en los empaques que llaman la atención del niño y los compran o los consumen sólo por esta razón. 

 

Espero que esta breve información te haya servido para tener una mejor idea de cómo funciona el nuevo etiquetado y sepas utilizarlo a tu favor sin tenerle miedo a todos los sellos.

Dra Jackie Lopez | @drajackielopez